Pintar coche a todo riesgo y a terceros

En el momento en que se adquiere un coche nuevo, durante los primeros años se pone mucho empeño en cuidarlo lo máximo posible y que no le suceda nada. Pero con el paso del tiempo y el uso, es inevitable que empiecen a aparecer roces, arañazos o pequeños golpes en la carrocería, e incluso cierta pérdida de color al encontrarse expuesto a las habituales inclemencias del tiempo. Y es en ese momento en el que se empieza a plantear la posibilidad de pintar el coche para que parezca recién salido del concesionario. Ahora bien, ¿lo cubre la compañía de seguros? ¿Es posible pintar coche con seguro a todo riesgo? ¿Y pintar coche a terceros?

Existen ciertas aseguradores que ofrecen la opción de pintar el coche con seguro a todo riesgo. Pero lo cierto es que hay ciertas condiciones para pintar coche con seguro a todo riesgo como que la póliza haya sido contratada un determinado número de años antes y que no se haya declarado ningún parte con anterioridad. Estos requisitos pueden variar de unas compañías a otras pero en todas ellas el paso a seguir es enviar un perito para que examine el estado del vehículo y decidir si se da vía libre para pintar coche con un seguro a todo riesgo. 

Si el coche presenta arañazos o pequeños golpes en diferentes piezas de la carrocería, casi seguro que habrá que dar un parte para cada una de las piezas. Las compañías aseguradoras dividen normalmente el vehículo en cinco partes y dependiendo del dictamen dado por el perito, si se desea pintar coche con seguro a todo riesgo entero, habrá que declarar cinco partes. 

Otro punto a tener en cuenta es si se tiene un seguro con franquicia para pintar coche. Si no se tiene, la compañía se hará cargo de pintar el coche, pero a la hora de volver a renovar el seguro, se puede sufrir una penalización con una subida la prima. De ahí que sea recomendable estudiar bien si merece la pena pintar el coche con seguro a todo riesgo.

En el caso de tener un seguro con franquicia para pintar el coche, también se puede sufrir una subida en el recibo del seguro, pero además habrá que asumir la franquicia contratada que corresponda a cada una de las zonas del vehículo que se vayan a pintar. Por ejemplo si se cuenta con una franquicia de 100 € y hay que pintar el coche completo, como habrá que dar cinco partes, el coste para el propietario del vehículo alcanzaría los 500 €. Si la factura superase dicha cantidad, el resto lo abonaría la aseguradora, por lo que también habría que hacer frente a una posible subida en la tarifa de renovación. Esta es la manera que funciona un seguro con franquicia para pintar el coche.

Por otra parte pintar el coche a terceros no es posible. Lamentablemente las aseguradoras no se encargan de pintarlo en este caso ya que este tipo de seguros no cubre los daños propios a no ser que se haya pactado una ampliación en el momento de contratar el seguro, como pueden ser daños en las lunas o robo. 

Resumiendo, solamente será posible pintar coche con seguro a todo riesgo y como se puede comprobar, con ciertas condiciones.

Solicitar Cita taller

Promociones destacadas


Utilizamos cookies propias y de terceros para permitir la navegación por la página web y la utilización de los servicios ofrecidos en ella. Al pulsar el botón "Acepto" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información. Acepto Más información