Taller de carrocería y carrocería rápida

La carrocería de los vehículos se va dañando con el paso del tiempo por mucho cuidado y empeño que se ponga para mantener el coche en perfecto estado. Si a esto se le suma la posibilidad de sufrir algún percance conduciendo, es más que probable que sea necesario alguna vez en la vida tener que llevarlo a un taller de carrocería y pintura.

Ya sea un arañazo superficial o una abolladura más profunda lo que haya sufrido el vehículo, en un taller de carrocería y pintura se encargarán de que el coche parezca como recién salido del concesionario. No en vano las personas que trabajan en un taller carrocería Renault son profesionales en este campo y cuentan con la experiencia suficiente para realizar un trabajo de calidad. 

En un taller de carrocería y pintura se trabaja para reparar los desperfectos sufridos en la carrocería de un vehículo de motor. El trabajo consiste en quitar cualquier tipo de abolladura, montar capós, sustituir paneles de carrocería y montar nuevas puertas. Para ello hay que prestar un servicio de diagnóstico primeramente, para después poder llevar a cabo la extracción, reparación y sustitución de las piezas dañadas y por último el acabado final que incluye la preparación y la ejecución de la pintura. 

También es habitual en un taller carrocería Renault la aplicación de pinturas en los vehículos. En este caso es cada día más habitual el uso de la tecnología informática para conseguir la mezcla de pintura que se necesita y la tonalidad exacta para que no se note la diferencia entre la pieza reparada y el resto del vehículo. 

Y en estos días en los que todo el mundo anda con prisas, cada día es más común el servicio de carrocería rápida. La combinación de la actual tecnología con los equipos utilizados que consiguen agilizar el trabajo de reparación, han conseguido favorecer la carrocería rápida, una actividad sin ningún tipo de dudas muy atractiva tanto para el cliente como para el taller. 

En el servicio de carrocería rápida las reparaciones se deben limitar a un número pequeño de piezas para que las horas de trabajo no sean demasiadas y poder entregar el vehículo lo más rápido posible, habitualmente en unas 24 horas. De esta manera el taller de carrocería y pintura consigue un mayor flujo de coches así como un rendimiento mayor de sus recursos, lo que hace que mejore su productividad y el cliente se sienta más satisfecho, por lo que la prestación de carrocería rápida nada más que ofrece ventajas.

Tanto si es carrocería rápida lo que se requiere como si es un servicio tradicional de arreglo del chasis del vehículo, es fundamental que el taller de carrocería y pintura ofrezca siempre una garantía de calidad al cliente por el trabajo realizado. Esto junto con un trato amable y personalizado, puntualidad en las entregas y un trabajo eficiente, conseguirá que el cliente se convierta en una persona fiel al taller carrocería Renault.

Solicitar Cita taller

Promociones destacadas


Utilizamos cookies propias y de terceros para permitir la navegación por la página web y la utilización de los servicios ofrecidos en ella. Al pulsar el botón "Acepto" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información. Acepto Más información